domingo, 23 de agosto de 2009

Santuario desamparado


“Acostada en medio de la desdicha, el alma ve mucho”.

Sófocles

12 comentarios:

  1. La foto es increíble ¿que lugar es ?
    los clásicos siempre nos dejan en que pensar.
    Un placer estar por aquí.

    hasta pronto mario

    ResponderEliminar
  2. Está muy bonita la toma, Margarita.Aunque creo que hay mucho contraste que impide ver los detalles a la derecha.Me la bajo y la guardo con tu permiso, para dulcifiarla un poco.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  3. ¿Puedo enamorarme de tu blog? Fotos muy buenas acompañadas con frases ideales para ellas.

    Gracias por leerme^^

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo25/8/09 2:54

    Hola Margarita.
    Tem aqui uma foto interessante pelos seus contrastes, e pela forma como a captou, ficou com um enquadramento, no qual vemos, a beleza perdida deste mosteiro, que foi em tempos antigos, um local, de devoção, a cor de sépia, foi bem escolhida, conseguiu dar mais valor à fotografia, parece ser um sítio aprazivel para visitar, obrigado por partilhar este momento fotográfico.
    Despeço-me com amizade, até breve.
    Tudo de bom, com os meus cumprimentos.
    Un abrazo.

    José Filipe 25/08/2009

    ResponderEliminar
  5. Olá, belo registo de um Património desamparado...Espectacular....
    Um abraço

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por visitar mi blog y por dejar un comentario tan lúcido y extraordinario. Hace semanas que lo tengo abandonado y tu comentario me ha espoleado a escribir una epístola.
    Magníficas las fotos de tu blog. Me alegro de haber llegado a él.
    Sé que te gusta leer. Visita mi otro blog si te apetece: http://cesarlamara.blogspot.com/

    De nuevo muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Mario. Ah, gracias! Esta iglesia la abandonaron al ser comprada por manos privadas, sobre el siglo XVIIII. Está anexa a uno de los monasterios más famosos de aquí, el Monasterio de Piedra, en Zaragoza. Lo curioso, si te fijas, es que los bancos están en buen uso, limpios y colocados en orden, también había jarrones con flores secas, como si hiciera poco tiempo que hubieran hecho alguna liturgia allí.

    Un gusto verte por aquí, compañero.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  8. Hola, Juan. Pues es cierto que hay contrastes, y la estuve aclarando para ver qué tal quedaba, pero me parece que así tiene un halo de misterio que de la otra forma no tiene. Ya lo hablamos por mail y te doy las gracias por pasarme el nombre de esos programas, amigo.

    Besos,

    Margarita

    ResponderEliminar
  9. Claro que sí, Luna! Jajaja, faltaba más, yo encantada. Gracias a ti por colgar tus textos en tu blog y por pasarte por aquí.

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  10. Hola, José Filipe. Bueno, a mí también me gusta mucho utilizar el sepia, y en esta ocasión me pareció que se prestaba a ello. Me alegro que te gustase el encuadre, quise hacerla desde un par de pasos más atrás para que se viera algo más de cielo, desde la misma posición (que era la que me gustaba), pero había un muro y me fue imposible.

    Sí, ya explico arriba algunos detalles de esta iglesia abandonada, que al parecer utilizan alguna vez. El marco es impresionante, desde luego. Este monasterio, también tiene un parque natural que es una preciosidad, y ya subiré alguna foto de allí para que las veáis.
    Gracias por tu interesante comentario. Siempre es un gusto recibirte, amigo.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  11. Fernando, hola. Una alegría verte de nuevo por mi blog. Ah, qué bueno que te gustase la foto. El lugar es impresionante, sí. Además hay un monasterio en funcionamiento al lado de este, precioso también y que se puede visitar.

    Gracias por tu visita y tus palabras.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  12. Hola, José Antonio. Fue una agradable sorpresa encontrarme con unas epístolas escritas con tanto ingenio y su pizquita de ironía que tanto me gusta. Como te dije soy admiradora de este género. Y fue un placer dejar el comentario, inspirada por el aire que se respira.

    Bueno, pues ya me pasaré a leer esa epístola espoleada, y por ese otro blog.

    Gracias a ti por tu visita a una de mis casas y regresa cuando quieras.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por dejarme tu opinión. Ellas son las que dan sentido a este blog :)