martes, 29 de septiembre de 2009

Lanuza, pueblo renacido


“Y así vamos adelante, botes contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado”.

Francis Scott Fitzgerald

12 comentarios:

  1. Que foto Margarita:
    nos mueve a la tranquilidad y al reposo.
    un gusto darse la vuelta por aquí.

    hasta pronto mario

    ResponderEliminar
  2. bellisimas letras estimada dama, y la imagen uff, maravillosa, un cálido abrazo.
    saluditos gigantes.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro del reanacimiento de este lugar... se ve que está en medio de la naturaleza... nunca tendriamos que olvidarla.

    ResponderEliminar
  4. Una foto preciosa, Margarita. No recuerdo ese lugar ni de oídas. Sí recuerdo un pueblo en Zamora que fue destruido por una presa que rompió, Ribadelago, y lo han edificado en otro lugar.
    Este, por los tejados de pizarrra que se usan en donde neva mucho, debe ser cerca de la frontera francesa. ya me explicarás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3/10/09 2:16

    Hola Margarita.
    Parece ser um local agradável para passear, é realmente muito bonita ésta paisagem, a sua fotografia captou bem toda a beleza, deste interessante local, onde se podem ver todos os pormenores, e tambêm as sombras na água, com um bom enquadramento, os meus parabéns pela sua rica ideia, muito bem.
    E tem tambêm uma frase apropriada, é realmente un pueblo renacido.
    Despeço-me com amizade, até breve.
    Tudo de bom, com os meus cumprimentos.
    Un abrazo.

    José filipe 03-10-2009

    ResponderEliminar
  6. Hola, Mario:La verdad es que es un pueblo muy pequeño que estuvo abandonado muchos años, pero que se ha vuelto a rehabilitar. Está todo muy coqueto y se respira tranquilidad, sí.

    Un gusto verte por aquí, compañero.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  7. Gracias Colibrí. Me alegro que te gustase la foto y la cita. Intento que sea el complemento para la foto. Ah, igual un día lo hago la revés.

    Gracias por tu visita y tu cariñoso comentario.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que ver lugares así que se recuperan es una alegría, Javier. Son cuatro calles, literalmente, pero preciosas y muy coquetas arregladas. En otra entrada, creo que la próxima, subiré algunas fotos del interior del pueblo. Está justo en medio del Pirineo Aragonés, a un tiro de piedra de la estación de esquí de Formigal, casi en la frontera con Francia.

    Encantada de recibirte por aquí y leer tu comentario.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  9. Juan, me alegro de que te haya gustado la foto. No, a mí tampoco me sonaba, pero ya ves que es muy pequeñito, precioso por eso. A ver si mañana subo fotos que hice dentro del pueblo, cuatro calles, pero preciosas. Este pueblo se ve que fue abandonado al construir una presa, también, aprovechando el río Gállego, que es el que sale en la fotografía, a los pies de Lanuza, pero se ha recuperado y es un lugar lleno de encanto y paz.

    Sí, acertaste, a un tiro de piedra de Francia, en el Pirineo Aragonés, como ya comento arriba a Javier, muy cerca de la estación de esquí de Formigal. Sí esos tejados son delatores, jaja. A mí me da la impresión de ser un pueblito de Francia, pero por allí arriba son parecidos a ambos lados de la frontera pirenaica.

    Te doy un fuerte abrazo. Siempre es una alegría contar con tus visitas, amigo.

    Margarita

    ResponderEliminar
  10. Hola, José Filipe: Pues sí, después de hacer esta foto fuimos a pasear por el pueblecito. Muy tranquilo y muy bonito, pero ya lo verás, porque tengo la intención de subir fotos de él mañana, así que no me adelante.

    Por ahí en el agua salen unas piraguas, porque muy cerca hay un club de piragüismos y estaban practicando. Me alegro que te guste la foto, el encuadre y encuentres la frase adecuada para esta foto. La verdad es que da gusto ver que algunos de estos pueblos abandonados se van recuperando.

    Gracias amigo por tus visitas, siempre es un gusto contar con tu opinión.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  11. Que ganas de visitar este lugar tan bonito.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Pues si puedes, no te lo pierdas, merece la pena visitar este pueblito. Es uno de esos lugares en los que parece que el tiempo se detiene y se respira mucha paz. Todo en piedra y madera.Gracias por tu visita.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por dejarme tu opinión. Ellas son las que dan sentido a este blog :)